Alimentación durante el embarazo

Alimentación durante el embarazo

Alimentación en Embarazo

El embarazo es un periodo de mayor requerimiento nutricional. La alimentación de la madre proporciona al niño los nutrientes necesarios para su desarrollo y atiende las demandas de su propio organismo.

El estado nutricional previo a la concepción  de la madre es tan importante como la dieta a seguir durante el embarazo; y es por esto que se aconseja una dieta variada y equilibrada. Las necesidades de nutrientes aumentan proporcionalmente a las necesidades energéticas por lo que la selección de alimentos debe hacerse por su calidad y no por la cantidad.

Protection and guidance – Expectant parents

Un importante número de estudios han demostrado la relación de un déficit de nutrientes y el exceso o falta de peso de la madre con la aparición de malformaciones fetales, parto prematuro, bajo peso del neonato, aumento de cesáreas y dificultades en la evolución del neonato. Existen grupos de riesgo en los que debe asegurarse una buena nutrición, como en los casos de historia de malnutrición, bajo peso, intolerancias alimentarias, patologías añadidas que alteran la nutrición y embarazo múltiple.

 

Las recomendaciones nutricionales en el embarazo según la Organización Mundial de la Salud son:

  1. Consumir lácteos descremados diariamente.
  2. Evitar las frituras y utilizar aceite en crudo en pequeña cantidad para condimentar ensaladas y verduras, preferentemente de oliva o de soja.
  3. No realizar ayunos prolongados (más de 3 horas). Acompañar siempre el plato principal con una ensalada a elección, para aumentar el consumo de vegetales.
  4. Combinar todos los alimentos que se deseen (carne c/ arroz, pollo c/ papas, etc.), respetando las porciones indicadas.
  5. En caso de sufrir náuseas o vómitos, ingerir los alimentos fríos y en varias ingestas pequeñas durante el día. Evitar grasas y tomar frecuentemente líquidos sin gas y alejados de las comidas principales.
  6. Disminuir el consumo cafeína a 200 mg por día. Ésta se encuentra presente sobre todo en mate, té, café, gaseosas cola y chocolate. Cubrir los requerimientos de folatos, presentes en carnes, vísceras (principalmente hígado) hortalizas de hoja verde y cereales integrales. De todas formas, es necesario el suplemento de ácido fólico, desde 3 meses antes de la concepción y durante los primeros meses de embarazo.
  7. Consumir como mínimo 2 litros de agua potable por día.
  8. Evitar los edulcorantes.

 

Share:

Plaza Andalucia ll Norte

Lincoln esq. Gustavo Mejía Ricart, 2do. Nivel, Local 50B.

809-683-1553

809-481-1132

Horario

Lun - Vie 8:00 a.m. - 7:00 p.m.

Síguenos

@nutrimed_rd